domingo, 3 de julio de 2016

¿Qué siento al leer un libro?

Hace un tiempo estuve hablando con una amiga sobre libros, como es de costumbre, pero esta vez me hizo una pregunta que me ha dejado aún en reflexión, o bueno, hasta el día de hoy, pues he decidido responder con esta entrada y así dar la respuesta que no di aquella vez, en aquel sitio donde hablábamos de varios libros. 

La pregunta es: ¿Qué sientes al leer un libro? 

Es difícil tener una respuesta ya definida, pues el sentimiento no es lo mismo en los libros y las emociones parecen ser un juego inestable cuyo único fin siempre será la satisfacción.
Hay libros donde prevalece el amor; otros, el odio; algunos, el misterio, y, por últimas, están aquellos que parecen tener de todo un poco; incluso, tienen sentimientos indescriptibles e inclasificables. 

Leer un libro, como todos saben, es un placer. Leer es un arte que se siente, se vive y, algunas veces, se sufre. La mayoría del tiempo leemos recargados de ilusiones, pero la realidad está, a veces, llevada a fracasos y decepciones, y no quiero decir que el contenido sea malo, sólo que no hubo este toque mágico que logra crear el íntimo vínculo entre el escritor y el lector. Sentir las palabras es entenderse con quién las escribe, es conectarse con su interior, es unificar aquellas sensaciones que prevalecen en su memoria y recobran sentimientos perdidos en el olvido, aunque no crean, el sentimiento también se olvida.Yo, al leer un libro, no sólo siento satisfacción. Es difícil describir un sentimiento, pero intentaré hacerlo aquí: Un libro me emociona tan solo olerlo y sentirlo, me agrada sentir la textura de las hojas que difieren de la liza portada. Me fascina ser espectador de todos aquellos detalles tenidos en cuenta en el diseño y en el formato de las letras; ésto con lo estético. 

Paso al contenido diciendo: Un libro es la perfección de la vida, seguido de la naturaleza. Un libro es contenedor de emociones sin límite, las cuales se pueden sentir con más peso cada vez que se lee de nuevo. La alegría de poder pasar hojas sin cansarme es una de las acciones más gratificantes que pueda haber sentido. Recorrer mis ojos por cada línea, comprendiendo cada palabra, sintiendo cada detalle, es, sin duda, un exquisito manjar para el alma. Es purificar lo que la realidad contamina. Es sentir un ahogo de alegría; es soñar despierto; es vivir experiencias exquisitas; es vivir mil historias en una misma vida, en un mismo lugar o, muchas veces, en un mismo momento. Es dar adorno a una escueta realidad.

Acompañante en la soledad y en el camino. El frío de la noche se convierte en una cálida posición gracias a un libro. No hay postura que afecte ni incomode cuando estamos perdidos entre letras. La monotonía pasa a ser un segundo plano adaptable a la rutina, siempre y cuando haya un libro cada día. Aunque días grises, literalmente, no suelo ver, un libro basta para hacerme enloquecer... puedo enloquecer de alegría, pero a veces termino con cierta agonía, agonía de sentir puro el pensamiento y la vida.

Leer es recordar, pues habrán experiencias imaginarias y reales que quedarán plasmadas para siempre en nuestra mente.  

En conclusión:  

Leer un libro es experimentar nuevas sensaciones enriquecedoras para el ser. Es, a veces, la llegada instantánea de la calma, pero también, la llegada profunda de la tristeza. Leer un libro es, en palabras simples, sentir la vida pura de otra manera.

¡Gracias!

Para ustedes, ¿qué sienten al leer un libro?

No olviden dejar sus comentarios. Así como para mí es gratificante leer libros, también lo es leerlos a ustedes. 

14 comentarios:

  1. Hola Gustavo.... yo sé que me extrañabas.
    Bueno creo que lo has descrito de forma precisa y es que es tener 27 letras que te producen infinidad de sentimientos, ver la danza de símbolos y que te hagan sentir parte de algo, comprender la historia, ser parte de un mundo, o crear uno, cómo lo haces en tus poemas, y eso es mágico.
    Adoro como acabas de describir la lectura y me encantaría hacer una entrada nueva con el tema, me has abierto tanto esa reflexión.
    Creo que me he quedado un poco corta, pero has dicho la verdad.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Ya hacías falta. Uno tiene esto como un espacio de desahogo compartido, tú lo acabas de hacer también. Estaré pendiente a tu reflexión. Gracias por leerme.

      Eliminar
  2. Hola Gus
    Dios es una pregunta tan facil, pero a la vez tan complicada de responder, veo que tienes una manera muy propia de expresarse...
    Yo es que sinceramente no puedo describir claramente ese sentimiento, creo que cada libro me da algo único para sentir!
    Besos
    Ataque Friki

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Primero que todo, gracias por pasarte y leer. Segundo, es verdad. Hay preguntas simples que generan un caos en nuestra mente, pero al fin y al cabo tendrá una supuesta respuesta. Es difícil, pues, como dices tú, cada libro da algo único para sentir... ¡Abrazos!

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    pues recién descubro tu blog y debo decir que me encanta como te expresas, he leído algunas otras entradas y me encantan, hablas sobre temas de interés y reflexionas de una manera que no sabría como decirlo (expresiva) si! esa seria la palabra.
    Respecto la entrada tienes toda la razón, leer es vivir, y para mi la emoción y la ansiedad que me pueda causar un libro son indispensables, jaja ya sabes un libro que no genera emoción no tendría sentido...
    En fin gran entrada!
    Nos leemos!
    Mi Love Shojo♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Es un motivo para mí todas aquellas palabras. Es verdad: un libro que no genera emoción no tendría sentido... Y yo recién veo tu blog y no está para nada mal. Saludos y gracias por brindar un pequeño especio a estas palabras que reflejan la sinceridad de leer.

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Para mí poder leer un libro significa que me puedo evadir del mundo real y conocer nuevos mundos, cada libro te hace sentir de una manera diferente. Gracias por la entrada.
    Muchas gracias por pasarte por mi blog, ya te sigo de vuelta.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Incontrolables los sentires con cada libro. Sensaciones nuevas y, a veces, renacidas del olvido.

      Eliminar
  5. En mi caso,cada vez que me encuentro con un nuevo libro en mis manos, lo primero es anticiparme al gozo de leerlo, pues, sé que al irme adentrando en sus páginas se iniciará un proceso mágico: Durante aquellas horas de lectura, me escaparé de mi rutina y de mi vida ordinaria, para ir lentamente penetrando e introduciéndome en otro mundo, aquel que su autor comienza a mostrarme, es en cierto modo una evasión, pero a su vez también es "vivir" otras vidas y de ese modo enriquecer la propia" Tito Fabio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Gran apreciación la que haces. Saludos.

      Eliminar
  6. Holaaa
    Puedo decir que en muchas cosas estoy de acuerdo contigo.
    En mi caso, lo que siento depende del libro que lea. Si es un libro que me gusta y me atrapa, lo que siento es lo que sienten los personajes. Me meto tanto en la historia, que soy de las lectoras que hasta hacen los mismos gestos que hacen los personajes.
    Por otro lado, si es un libro que no cumple con las expectativas o es una decepción, simplemente me siento aburrida. Quiero seguir leyendo por pura curiosidad y por saber si mejora, pero la emoción ya se ha perdido.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Me alegra bastante que concuerdes conmigo en ciertas cosas. Es verdad que el sentir depende del libro. Abrazos.

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    Wow, la verdad es que me has dejado sin palabras. Tu forma de expresarte es impersionante, gracias por compartir estas palabras :) ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Pues muchas gracias a ti por detenerte en estas palabras. Abrazos.

      Eliminar

Agradezco inmensamente su apoyo y sus comentarios. Cabe resaltar que, para no tener inconvenientes, no se permite el spam, para ello hay una entrada especial. ¡Abrazos!