jueves, 3 de diciembre de 2015

El olvido que seremos - HÉCTOR ABAD FACIOLINCE

Título: El olvido que seremos
Autor: Héctor Abad Faciolince
Año publicación:2005
Editorial: Planeta Páginas: 276

                                                                  SINOPSIS:                                                                   

Este libro es la reconstrucción amorosa, paciente y detallada de un personaje. A través de éste, es también un recuerdo de la barbarie de una época, de una ciudad, de unos rituales familiares, además de la evocación melancólica de la niñez y la iniciación en el mundo del propio narrador. Está lleno de sonrisas y de amargura, canta el placer de vivir pero también muestra el rictus de tristeza y rabia que provoca el vil asesinato de este hermoso personaje, que no es otro que el padre del autor.
— // —— // —— // —— // —— // —— // —

                                                       OPINIÓN PERSONAL                                                        


¿Cómo llegó el libro a mí?

Este libro llegó a mis manos, pero temporalmente; Fue un préstamo, quizá uno de los mejores préstamos que me han otorgado.
———————————————————————————

¡¡AL GRANO!!

Creo que esta reseña no será ni extensa ni corta, intentaré ser lo más claro con el tema principal del libro y las emociones que liberó este en mi interior. "El olvido que seremos" Así se titula este gran libro, que no sólo trae consigo una historia familiar o personal, sino trae también historia patria, colombiana. No sé muy bien cómo empezar, recordar este libro es revivir los sentimientos, revivir la creación de imagenes que tuve en aquel momento de lectura... pero, no daré más vuelta al asunto.

Esta es la historia que escribe Héctor Abad Faciolince, la cual la recrea desde que era un niño. Fue un niño criado, formado entre mujeres. Su padre, el señor Héctor Abad Gómez, fue un gran médico y defensor de los derechos humanos en nuestro país y, sin duda alguna, ha sido su héroe inmortal en su vida y en algunas más. Héctor relata con el sentimiento de un hijo feliz pero dolido, consciente pero sufrido. Esta historia engloba su infancia y termina en su última etapa vivida. Fueron tantos los recuerdos, las enseñanzas, las comprensiones que dejó su padre en su vida, que su partida dejó dolor y rencor en su corazón. 

Intento ser muy preciso y corto en mis reseñas, pues prefiero contar lo general que lo detallado. Sólo puedo decir que este libro va especialmente —lo digo yo— dirigido a todos esos hijos que ven en su padre el mayor héroe, la mayor figura y el mayor valor en su vida. Yo lo vi de ese modo, cuando Héctor empezó a narrar su libro, yo empecé a verme ahí, junto a mi padre, llevando esa relación que los diferenció. A lo último fui yo quien se vio relantando la historia y fui yo quien se vio protagonizándola de igual forma. Cada suceso que pasaba traía advertencias y preocupaciones que iba yo tomándome muy en serio, pensaba que era mi padre el que Héctor retrataba en su libro. Al estar casi en el final, Fue el mismo rencor, creo yo, y el mismo dolor que invadió a Héctor, lo que me invadió a mí al imaginar que yo era él y su padré era el mío. 

Qué maravilloso es ver cómo, desde niños, empezamos a ver en nuestros padres esa figura que no sólo nos brindan enseñanzas, sino formación, amor, seguridad y valor. Héctor parece ser muy específico en cada avance del libro, pues engloba una perspectiva de hijo a padre y del amor en su propio entorno.

También, siempre, en cada página, palabra o frase, existía una enseñanza de las muchas que dejó su padre. Aquí sus ideales, sus intereses y sus luchas —Las del señor Abad (Padre de Héctor— parecen retomar, por sí solos, vida e importancia. Héctor describe también la lucha que tuvo para que su padre, por un tiempo, bajará la participación en la actividad que tanto a él (Su padre) le apasionaba y que por último, lo llevaría a su muerte, una muerte ya anunciada: La defensa de los derechos humanos, especialmente la de los más vulnerables. 

Las advertencias nunca faltaron, pero daba más valor al Doctor Abad para seguir con su lucha, por una Colombia sana y segura. Salud y seguridad, éso quería el Dr. Abad.
 
El amor de un hijo a su padre el cual fue arrebatado: así describo yo el relato y el sentimiento que Héctor puso y nos hizo sentir a muchos. No me queda nada más por decir que ha sido uno de los libros más emotivos, tristes por lo que mis ojos han detenido a leer. ¡¡Gracias, Héctor!!

———————————————————————————

“La idea más insportable de mi infancia era imaginar que mi papá se pudiera morir, y por eso yo había resuelto tirarme al río Medellín si él llegaba a morirse”




Él a la hermana cuando esta dijo que su padre se iría para el infierno y él para el cielo:

"Yo ya no me quiero ir para el cielo. A mí no me gusta el Cielo sin mi papá. Prefiero irme para el infierno con él."


"Si quieres que tu hijo sea bueno, hazlo feliz. Si quieres que sea mejor, hazlo más feliz"

Héctor Abad Faciolince


———————————————————————————

Documental basado en el libro El olvido que seremos
Tal como lo relató Héctor, escribe cartas a una sombra.

Algo que quedó en mi mente para siempre, fueron estos versos que hallé en aquel libro-
  

"Ya somos el olvido que seremos.
El polvo elemental que nos ignora
y que fue el rojo Adán y que es ahora
todos los hombres y los que seremos.
Ya somos en la tumba las dos fechas
del principio y el fin, la caja,
la obscena corrupción y la mortaja,
los ritos de la muerte y las endechas.
No soy el insensato que se aferra
al mágico sonido de su nombre;
pienso con esperanza en aquel hombre
que no sabrá quien fui sobre la tierra.
Bajo el indiferente azul del cielo,
esta meditación es un consuelo." (J.L.B)
 


———————————————————————————

CALIFICACIÓN FINAL

★★★★★
5/5

———————————————————————————
**EXTRAS: ¿Leerían el libro? Si ya lo leyeron, ¿Cómo les pareció?
¡¿Tienes una reseña hecha y quieres que aparezca en el blog?!  Escríbeme a mi correo.

2 comentarios:

  1. Ohhh !! Que frases tan maravillosas te quedó genial la reseña. Lo acabó de anotar a mi lista por la reseña aunque no prometo nada ya que mi lista paso los 100 libros :( Jajaja así que será esperar el destino a ver cuando lo compró :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias. Espero lo puedas leer cuando tu lista tome avance jajajaja. Esperar, no nos queda de otra. Tú para leerlo y yo para la opinión. ¡Saludos!

      Eliminar

Agradezco inmensamente su apoyo y sus comentarios. Cabe resaltar que, para no tener inconvenientes, no se permite el spam, para ello hay una entrada especial. ¡Abrazos!